SubID: administradores

Alquilar un piso

Share Button

El Administrador en casa

En este vídeo se explica cómo alquilar un piso. Entre otras, resuelve las siguientes cuestiones:

  • ¿Tiene usted un piso para alquilar y no sabe exactamente cómo hacerlo para poderlo hacer en condiciones ventajosas y evitando los inconvenientes?
  • ¿Quiere usted saber sus derechos pero también sus obligaciones al respecto?
  • ¿Qué tipo de contrato de alquiler es el más habitual hoy en nuestro país?
  • ¿Qué conceptos debe desglosar el recibo de alquiler?
  • ¿Qué finalidad tiene la fianza depositada por el arrendatario?

Estas cuestiones y muchas más se recogen en la Ley de arrendamientos urbanos que se puede consultar para más información.

 

A continuación se transcriben las partes fundamentales del vídeo:

Si usted es propietario de una vivienda vacía y se plantea alquilarla en los próximos meses, conviene que tenga en cuenta algunos extremos.
La demanda de pisos de alquiler aumenta, por una parte debido a que jóvenes sin trabajo estable tienen dificultades para acceder a un crédito hipotecario que les permita comprar un piso a 30 años vista, por otra, la demanda surgida de la población inmigrante que ha venido en los últimos años.
Los contratos indefinidos han desaparecido de la vivienda en alquiler, lo más habitual actualmente son los contratos por cinco años y renovables, si bien ambas partes pueden pactar un periodo inferior o superior a éste.
En el caso en el que el arrendatario opte por dejar la vivienda antes del tiempo establecido por el contrato, deberá indemnizar al propietario, normalmente a razón de un mes por año perdido.
El recibo debe especificar, desglosados, los diversos conceptos de la renta: el alquiler propiamente dicho, la imputación por las obras del IBI, el servicio de la portería, etc.
Por otro lado, la fianza de un mes depositada en el momento de firmar el contrato de arrendamiento no es una garantía contra la falta de pago, sino que se destina a los daños que, ocasionalmente, se hayan podido ocasionar en la vivienda durante el período de alquiler.
El propietario de la vivienda, si bien debe declarar los ingresos en la declaración de la renta, puede deducir los gastos de conservación y mantenimiento, las cuotas de la comunidad y los intereses de préstamos hipotecarios. En cambio todo aquello que suponga mejoras, como cambiar el parquet o cerrar una terraza, no se pueden deducir de una sola vez, sino mediante la amortización en los años que le corresponda.

 

Cuestiones planteadas por los ciudadanos

 

Me gustaría saber si para emprender una obra de tipo menor en mi domicilio tendría que pedir algún tipo de permiso a la administración.

Es un tipo de reparación muy habitual con el paso del tiempo. Encargue la reforma a quién le merezca confianza y asegúrese de haber perdido el permiso de obras menores. Sin estos papeles no puede iniciar las obras. Si es propietario debe comunicarlo a la comuniad, y si es arrendatario debe comunicarlo a su propietario. Una vez hayan realizado las obras pertinentes deben dejar el inmueble, en cuanto a servicios y elementos comunes se refiere, en perfectas condiciones de limpieza.

¿Podría utilizar como parking unos bajos donde anteriormente había una tienda?

Será necesario ver cómo está registrado este local, ya que si figura que su uso es comercial, para utilizarlo como tienda, por ejemplo, no puede hacer un parking libremente sin solicitar previamente un cambio de uso al ayuntamiento y a la comunidad. Además, dado que se supone que necesitará un vado para entrar y salir, la reconversión se detectará muy rápidamente.

Share Button