SubID: blog

Estudiantes de Administración de Fincas y COVID-19

La covid-19 también afecta a los estudiantes de Administración de fincasAl regreso de vacaciones, todos seguimos con interés las noticias sobre la vuelta al cole de nuestros hijos o nietos, comentando las medidas establecidas para ese regreso condicionado por la covid-19. Recuerdo aquellos primeros días de marzo, que ahora parecen tan lejanos, y sus alarmantes noticias sobre el cierre de los colegios que obligaba a los niños a quedarse en casa. En aquel momento solo pensaba en los alumnos niños, y como afectaría eso a los papás, sin darme cuenta de que la covid-19 también afecta a los estudiantes de Administración de fincas. Pocas semanas después, irremediablemente, me tocó pensar en mis alumnos adultos, que se preparan en la Universidad de Alcalá de Henares para graduarse en Administración de Fincas.

Mucha gente cree que los administradores de fincas son personas que saben de cuentas y que llevan unas cuantas comunidades para complementar sus salarios en otras profesiones. Pero, desde hace más de 25 años, los administradores de fincas profesionales deben tener una formación universitaria propia para poder colegiarse. Algunas profesiones acceden directamente a la colegiación, pero ese acceso directo no forma al profesional vocacional de la administración de fincas. Para formarse, como en todo, hay que estudiar. En el caso de mis alumnos, son verdaderos estudiantes que le quitan horas al sueño y a la familia. La mayoría no cumplen ya los 30 y suelen tener responsabilidades familiares. En muchas ocasiones tienen un trabajo, casi siempre en un despacho de administración de fincas. Por lo tanto, antes de empezar ya casi son héroes.

La formación de estos alumnos de Administración de fincas, abarca nada menos que 27 asignaturas distribuidas en 3 cursos, con 180 créditos. Entre ellas se incluyen el Derecho civil, fiscal, administrativo y mercantil, normas técnicas de edificación, ley de propiedad horizontal, responsabilidad por defectos de construcción, contabilidad, derecho urbanístico, del seguro, del trabajo y seguridad social, deontología y Técnicas de Reuniones y Dirección de Grupos.

Esta última es la que más me gusta y es la que yo enseño a mis alumnos.  No es que me guste porque la enseño yo, sino porque es la más participativa, la que acerca a los alumnos a la realidad diaria de este trabajo. Les pone los pies en la tierra, permitiendo que dejen de ser alumnos, para convertirse por unas horas en administradores de fincas. Les sitúa al frente de una junta de propietarios, dirigiendo la misma. O ayudando al presidente, y mostrando todo lo que hace el administrador por su comunidad para mejorar su calidad de vida: mantenimientos eficaces  y justos de precio, seguros que dan tranquilidad a los propietarios, contabilidad ordenada y puntual de facturas, cobros y pagos de la Comunidad, obras ajustadas a las necesidades y realizadas por profesionales con todas las garantías, conocimiento de las normativas, etc. Es la asignatura en la que el alumno pone de manifiesto lo que ha aprendido durante 3 años, haciendo una recreación de la junta de propietarios.

FORMACION ONLINE DE ADMINISTRACION DE FINCAS

Las necesidades de confinamiento por la covid-19 llevaron a la Universidad de Alcalá de Henares a poner a disposición de alumnos y profesores, todos los medios  necesarios para que pudieran impartirse las clases de manera no presencial. Ello ha supuesto un esfuerzo económico y tecnológico para la Universidad, y también para profesores y alumnos.

Nuestras clases que habitualmente son de dos horas, quedaron reducidas a una. Había que exprimir al máximo los contenidos para que llegaran a todos los alumnos. Las conexiones eran a través de una plataforma virtual en la que nos conectábamos profesores y alumnos. Recuerdo una de las clases en las que los alumnos exponían como tratar un determinado punto del orden del día de la junta en cuestión. Un alumno tuvo serias dificultades para conectar el audio, y no pudo hacer su exposición muy a su pesar. Y, cuando la clase estaba terminando, comentó que tenía claro que debía invertir, en casa, algo más de dinero en medios tecnológicos.

Los profesores también nos hemos tenido que adaptar para hacer una clase eminentemente participativa. A través de una plataforma, en la que todos nos oíamos y los alumnos veían al profesor y el profesor oía a los alumnos. Nada que ver con el contacto personal que te permiten las amplias aulas de la facultad de derecho donde habitualmente impartíamos las clases. Era todo lo que se podía hacer frente al ataque de este malvado virus.

ESTUDIANTES DE ADMINISTRACION DE FINCAS SIN FIN DE CURSO POR LA COVID-19

Ha sido un curso intenso por su dificultad y por nuestra adaptación. Alumnos y profesores hemos puesto todavía más interés -si cabe- para que las asignaturas del último cuatrimestre no se vieran muy perturbadas. Y así poder conseguir los conocimientos necesarios para comenzar con éxito y profesionalidad en este maravilloso y desconocido mundo de la Administración de fincas.

Nunca olvidaré que mis alumnos del curso 2019-2020 se quedaron sin celebración de fin de curso. No se les pudo imponer su beca en el magnífico Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Tampoco pudimos disfrutar de los discursos de sus representantes. Ni ver sus caras de emoción cuando se les va llamando uno a uno para recoger su beca. No pudimos oir las menciones especiales a los becados, esos esforzados alumnos que se sacrifican para obtener notas excelentes en toda la carrera. Yo no me olvidaré de ellos. Y espero que, cuando las circunstancias lo permitan, se pueda celebrar el fin de curso que la pandemia les ha robado. Quizás entonces todos lleven varios años administrando fincas.

 

Mª. Dolores Ginestal

Profesora de la Universidad de Alcalá

www.ortizginestal.com


Los comentarios están cerrados.