SubID: blog

Financiación de las obras en Comunidades de propietarios

financiación de las obras en comunidades de propietariosLa financiación de las obras en comunidades de propietarios es uno de los problemas más recurrentes y complicados de solucionar.

Los consumos y los gastos ordinarios de mantenimiento de los servicios comunes se incluyen dentro del presupuesto ordinario, y se financian mediante las cuotas comunitarias. Pero cuando se hace necesario realizar una rehabilitación de la fachada, renovar el ascensor, cambiar el suelo del portal o mejorar la eficiencia energética del edificio, no basta con las cuotas ordinarias. Los presupuestos de este tipo de obras suelen  ser elevados, y aunque la comunidad tenga ahorros o remanente de ejercicios anteriores, casi nunca es suficiente.

En estas circunstancias, lo habitual es la financiación de las obras comunitarias mediante derramas a cargo de los propietarios, de acuerdo con sus coeficientes de participación, tal y como establece el artículo 9.1.e) de la Ley de Propiedad Horizontal. Esto supone un esfuerzo adicional importante para los comuneros, sostenido durante un periodo más o menos largo, que no siempre está al alcance de todos.

Una variante tradicional suele ser la financiación por los proveedores, que consiste en el pago aplazado de las obras durante un periodo que puede durar varios años. Para hacer frente a estos pagos también se utilizan derramas, pero son más asequibles al ser inferiores, pero se pagan durante más tiempo. Esta solución se hace más complicada cuando los gastos adicionales (honorarios facultativos, licencias, impuestos, etc.) son importantes, cuando hay varios proveedores en una misma obra, y cuando existe un porcentaje notable de morosidad en la comunidad.

Una tercera vía, escasamente utilizada hasta ahora, sería la financiación bancaria de las obras en comunidades. Como las comunidades de propietarios son entes sin personalidad jurídica, la tramitación era complicada, obligando a un acuerdo unánime, y a la firma de todos los propietarios, respondiendo cada uno de ellos solidariamente. Esta responsabilidad solidaria era un obstáculo casi insalvable para  la mayoría de las comunidades.

El panorama cambió radicalmente con el Real Decreto Ley 8/2011, de 1 de julio, de medidas de apoyo a los deudores hipotecarios, que en su artículo 20, facultó a las comunidades para “actuar en el mercado inmobiliario con plena capacidad jurídica para todas las operaciones, incluidas las crediticias". 

Posteriormente, la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas derogó este artículo, aunque incluyó esa misma facultad en su artículo 15,3,a), para obras relacionadas con el deber de conservación.

Y ya, el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, recoge en su artículo 5 a) que las comunidades de propietarios podrán "actuar en el mercado inmobiliario con plena capacidad jurídica para todas las operaciones, incluidas las crediticias, relacionadas con el cumplimiento del deber de conservación, así como con la participación en la ejecución de actuaciones de rehabilitación y en las de regeneración y renovación urbanas que correspondan".

En este contexto, Deutsche Bank lleva financiando proyectos de rehabilitación y accesibilidad para comunidades de propietarios desde hace más de 25 años. Avanza Credit es su área de negocio especializada, enfocada en la financiación de proyectos de eficiencia energética, accesibilidad y rehabilitación de edificios para comunidades de propietarios que requieran de una elevada inversión. Actualmente, trabajan con cerca de 1.000 empresas proveedoras que ofrecen servicios de rehabilitación, eficiencia energética o instalación de ascensores, entre otros.

Hay dos tipologías de préstamos que corresponden a necesidades específicas de las comunidades de propietarios:

- Préstamo Huella 0: financiación con foco en el ahorro y la eficiencia energética (rehabilitación de fachadas, tejados, instalación de placas solares, cerramientos…)

- Préstamo Renueva: financiación de la instalación o renovación de ascensores, rampas de acceso y otros elementos que facilitan la accesibilidad al edificio.

Sostenibilidad y eficiencia energética en comunidades 

Los edificios son responsables del 35% de la emisión de CO2 en las grandes ciudades. Es  imprescindible adoptar medidas que ayuden a disminuir estas emisiones, como la instalación de paneles solares, mejores calderas o ahorro en el consumo. Aunque existen muchas ayudas estatales, la realización de estas obras es costosa. Necesitan de una financiación adecuada para que sea una inversión eficiente. Deutsche Bank apuesta por el apoyo a la sostenibilidad en diversas líneas de negocio, y una de ellas es la financiación de las obras de eficiencia energética en las comunidades de propietarios.

En España, el 65% de las viviendas son anteriores a 1975 por lo que tienen una mayor necesidad de adaptarse a la nueva normativa.

Accesibilidad en comunidades de propietarios

España es uno de los países con mayor ‘verticalidad’ de Europa. Esto quiere decir que la mayor parte de la población vive en pisos. Muchos de estas viviendas no cuentan con un ascensor y es necesario instalarlos, tanto por regulación como por el envejecimiento de la población.

En este sentido, Avanza Credit es líder en el mercado de financiación de ascensores para viviendas existentes. Trabaja con las multinacionales más importantes en ascensores en España, adaptándose a las necesidades de las comunidades de propietarios.

La concesión de préstamos en Avanza Credit se caracteriza por la agilidad a la hora de dar respuesta de viabilidad a los proyectos en un plazo máximo de 24 horas. Además, los clientes tienen flexibilidad en el pago con plazos de amortización de hasta 10 años y la posibilidad de disponer de hasta el 100% del presupuesto del proyecto.

 

 

 

 

 

 


Los comentarios están cerrados.