SubID: blog

¿Son necesarios buzones inteligentes en comunidades de propietarios?

buzones inteligentes en comunidades de propietariosUna nueva forma de consumir: el comercio electrónico

El origen de los buzones inteligentes en comunidades de propietarios se remonta a los años 20 (del siglo pasado) cuando se popularizó en Estados Unidos la venta por catálogo. De entonces aquí, las maneras de consumir que hemos creado en la sociedad han ido evolucionando hasta llegar a la actualidad, cuando podemos adquirir bienes y servicios (casi) como queramos. Desde el comercio electrónico ‘tradicional’ hasta los servicios de suscripción o compra recurrente, las empresas están continuamente ideando nuevas formas de consumo que se ajusten a nuestras necesidades.

En 1995 se lanzaron dos de las plataformas que más revolucionaron el tema del comercio electrónico: eBay y Amazon (que continúan hoy en día siendo unos actores indispensables para el comercio por internet). Estos dos marketplaces (una suerte de centro comercial online) sobrevivieron al estallido de las puntocom a principios de siglo y en gran medida han marcado el camino para otros  minoristas e incluso marcas con su tienda online propia. A partir de ese momento, las marcas de gran consumo se han lanzado -más rápida o más lentamente- a estos canales de venta. Grandes cadenas con tiendas físicas como Inditex (matriz de marcas como Zara, Massimo Dutti o Bershka) o   empresas cuyo único canal de venta es Internet como Hawkers, las tiendas online han servido para modernizar viejos negocios o crear nuevas formas de empresas.

Alrededor de esta nueva forma de consumir han ido surgiendo nuevos servicios o incluso industrias y nuevas formas de entender la economía.

  • Marketing digital

Uno de los primeros beneficios colaterales del comercio electrónico fue la creación de un sector que apoyase la venta de estos productos a través de publicidad. Desde luego, el marketing y la publicidad no eran algo nuevo, pero el nuevo canal de venta suponía que los compradores podían estar pasando tiempo en entornos virtuales en los que podían ser impactados con anuncios. Esto se vio acelerado a finales de los noventa y principios del siglo XXI con el surgimiento de motores de búsqueda masivos y redes sociales.

  • Economía colaborativa

El comercio electrónico ha modificado también las formas de relacionarnos y colaborar entre individuos. Hemos pasado a vivir en un mundo hiperconectado que extiende las posibilidades de colaboración más allá de las fronteras físicas, lo que ha creado un cambio en los patrones de consumo. Iniciativas como Blablacar son testigo de este cambio y plataformas como Wallapop nos hablan de una nueva forma de reusar y consumir (este último punto también está enmarcado en todos los movimientos de lucha contra el cambio climático y la nueva conciencia medioambiental en la sociedad).

  • Logística de última milla

Y, por supuesto, la logística. Las empresas de transporte y paquetería han visto cómo su negocio ha ido creciendo en paralelo al crecimiento de las operaciones de comercio electrónico: en el último año el 90% de las compras que se realizaron online requerían un servicio de envío de paquetería (según datos del estudio de El Comercio Electrónico B2C en España 2018 del Ministerio de Economía y Empresa), lo que son 20 puntos porcentuales más que en 2017. Sin embargo, este estudio arroja luz sobre el principal reto del comercio electrónico: casi el 20% de los paquetes no son recogidos por el destinatario o el comprador. A pesar de las entregas programadas y la flexibilidad de algunos servicios de paquetería, los patrones de vida actual hacen que cada vez sea más complicado concertar citas para recibir paquetes.

Este último paso en la logística del comercio electrónico es el que llamamos “la última milla”: un producto ha podido viajar desde China, Estados Unidos o cualquier lugar remoto del mundo y quedar sin entregar en tu propia ciudad porque no hay quien recepcione el paquete. Esta circunstancia afecta no solo a los proveedores, sino también a los propios consumidores que -según el análisis elaborado por el Instituto de Investigaciones de Capgemini-  en 3 de cada 4 ocasiones aumentarían el gasto de sus compras online si el servicio de entrega fuese satisfactorio.

Para que las soluciones para salvar la última milla sean realmente útiles deben ser baratas y sencillas de usar: de forma que los destinatarios tengan en su propio edificio una solución para recibir sus paquetes. Esta solución son los buzones inteligentes en comunidades de propietarios.

Comunidad de propietarios: elementos comunes

Pero… ¿qué pueden hacer las comunidades para mejorar la recepción de paquetes? Las comunidades de propietarios pueden actualizar elementos comunes de un edificio para mejorar la vida de sus vecinos y aumentar el valor general de la finca.

Los elementos comunes se definen en el artículo 396 del Código Civil (y no en la Ley de Propiedad Horizontal como se podría pensar) y entre ellos cabe destacar:

  • "el portal, las escaleras, porterías, corredores, pasos, muros, fosos, patios, pozos y los recintos destinados a ascensores, depósitos, contadores, telefonías o a otros servicios o instalaciones comunes, incluso aquéllos que fueren de uso privativo".

Precisamente, en estos recintos destinados a servicios o instalaciones comunes se encuentran los buzones para la comunidad.

Tipos de buzones para la comunidad

Si eres administrador de una comunidad de propietarios, tendrás varias opciones que proponer sobre buzones para comunidad; aquí te mostramos algunas características a tener en cuenta a la hora de escogerlos.

  • Buzones para la comunidad exteriores vs interiores

Lo primero que podrás escoger -dentro de los elementos comunes que hemos mencionado en el punto anterior- es la ubicación de los buzones. Normalmente, en las entradas de urbanizaciones o comunidades con casas se pueden utilizar los buzones al aire libre, mientras que en los edificios es más común incluirlos en el interior.buzones inteligentes en comunidades de propietarios

  • Buzones para la comunidad verticales vs horizontales

Otra característica a tener en cuenta es la disposición de los buzones. En este caso la elección es sencilla: los fabricantes suelen ofrecer la posibilidad de tener buzones en horizontal o en vertical.

  • Buzones para la comunidad inteligentes vs tradicionales

Esta es la principal característica que debemos evaluar a la hora de mejorar la recepción de paquetes. Los buzones inteligentes son los que reciben paquetes por ti (aunque no estés en casa): te explicamos a continuación más en detalle. Los buzones tradicionales, tanto por su tamaño como por su funcionalidad, se limitan a recibir cartas (cada vez menos frecuentes), facturas y publicidad.

  • Otros buzones y elementos

Precisamente para estos últimos envíos (los de publicidad), muchas comunidades también instalan cestas para publicidad en el exterior del portal: de manera que los carteros comerciales deberían dejar ahí los folletos u otra correspondencia publicitaria. En la zona de los buzones en las comunidades también es muy frecuente colocar tableros de anuncios para colgar avisos.

¿Qué son los buzones inteligentes?

Los buzones inteligentes son los que reciben los paquetes aunque el destinatario no esté en casa.

Como veníamos diciendo, el aumento del comercio electrónico ha hecho que aumente paralelamente el envío de paquetes a las casas de los clientes. Como también hemos visto, los buzones tradicionales -por tamaño y funcionamiento- reciben únicamente cartas o material impreso.

buzones inteligentes en comunidades de propietarios

Si hacemos una simulación en una comunidad de 50 viviendas, se pueden llegar a gestionar hasta 150 paquetes por semana. En el caso de los paquetes que no se entregan directamente a su destinatario, podemos enfrentarnos a varios escenarios:

  • 1) Que quede el paquete sin entregar. Normalmente, el vecino tendrá que desplazarse hasta el almacén de la empresa de paquetería. Esto no solo es un inconveniente para el destinatario (que no recibe el paquete), también supone un sobrecoste para la empresa de paquetería (que acabará repercutiendo en el consumidor). Y, lo más importante, los paquetes sin entregar en las comunidades suponen un impacto en el medio ambiente (que trataremos en más detalle en unas semanas) fácilmente salvable con los buzones inteligentes.
  • 2) El paquete se queda en la garita del portero. Esto es solo válido para comunidades con portero físico (que en España son cada vez menos). Además, no podemos asumir que la garita del portero es un almacén: sobre todo en comunidades grandes se pueden juntar (como veíamos anteriormente) con una gran cantidad de pedidos.
  • 3) El paquete se entrega en un buzón inteligente. Esta opción permite al vecino recibir su pedido aunque no esté en casa, ahorrarse viajes innecesarios a almacenes o acumular paquetes en la garita del portero.

Buzones inteligentes en comunidades de propietarios: un resumen

A lo largo de este artículo os hemos dado algunas pistas sobre por qué instalar buzones inteligentes en comunidades de propietarios:

  • El crecimiento del comercio electrónico en el mundo (y en España) ha provocado que aumente el número de paquetes recibidos a través de servicios de mensajería.
  • Casi el 20% de los pedidos se quedan sin recibir por el destinatario en el primer intento.
  • Los administrador de fincas pueden proponer la mejora de elementos comunes en una comunidad para facilitar la vida a sus vecinos.
  • Los buzones tradicionales están bien para recibir cartas y publicidad: pero no solucionan el problema de la paquetería.
  • Gestionar entre 2 y 3 paquetes semanales por vivienda sería mucho más fácil con buzones inteligentes que reciban paquetes sin que el vecino tenga que estar en casa.

                                                                                                               Iván García                Head  of Marketing de Citibox

 


Los comentarios están cerrados.